sábado, 19 de mayo de 2007

Un asesino protegido del imperio.

En la localidad dominicana de Bonao, Luis Posada Carriles planeó en mil novecientos setenta y seis tres atentados criminales, como la voladura del avión cubano en Barbados y asesinatos a personalidades revolucionarias, afirmó este viernes el ex ministro de República Dominicana, Hamlet Hermann.
En torno al caso de Posada, agregó, la evidencia encontrada en los archivos de la Agencia Central de Inteligencia y de la Oficina Federal de Investigaciones obligan a que se le llame como señalan esos expedientes: un terrorista.
A los dominicanos debía quedarnos un sabor amargo, dijo en referencia al también convicto de la justicia venezolana, porque esos criminales de origen cubano formaron una organización terrorista en ese país.
Hermann dijo que el FBI y la CIA siempre supieron del planeamiento y la ejecución de los actos terroristas de Posada Carriles, sin embargo, no han hecho nunca nada para detenerlo.