sábado, 19 de mayo de 2007

Juicio político a terrorista marca semana en Cuba.

El juicio político al terrorista internacional Luis Posada Carriles, protegido hoy por el gobierno de Estados Unidos, marcó el panorama noticioso de esta semana en Cuba.
Un jurado de jóvenes, en nombre del pueblo cubano, responsabilizó a Posada Carriles y a la administración norteamericana de practicar el terrorismo de estado contra la isla.
La sentencia se hizo pública en el Monte de las Banderas, en la habanera Tribuna Antiimperialista José Martí, frente a la Oficina de Intereses de Washington en esta capital.
Expertos, peritos y testigos presentaron las pruebas del accionar terrorista de Posada Carriles, vinculado al Plan Cóndor en Latinoamérica, la guerra sucia en Nicaragua y a acciones contra Cuba, como atentados e intentos de asesinato a Fidel Castro.
Como colofón de este juicio político, se informó que La Habana solicitó la circulación como documento oficial de la Asamblea General y el Consejo de Seguridad de una declaración de protesta por la liberación de Posada Carriles.
En una carta al secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, el embajador Rodrigo Malmierca señala que una instancia del sistema judicial de Estados Unidos desestimó el 8 de mayo todos los cargos interpuestos en contra de ese terrorista y lo liberó.
Esta semana, también ocupó cintillos informativos las reflexiones del presidente cubano en torno a las consecuencias negativas para la humanidad de la producción masiva de agrocombustibles, impulsada por Estados Unidos.
El mandatario ratificó las ideas de la dirigente brasileña María Luisa Mendonza en cuanto a la necesidad de desmitificar la propaganda sobre los supuestos beneficios de los agrocombustibles.