jueves, 24 de mayo de 2007

Operación Milagro beneficia al Caribe guatemalteco.

Más de cuatro mil habitantes de Izabal, en el Caribe guatemalteco, se han beneficiado hasta hoy con la Operación Milagro, programa cubano-venezolano para devolver la vista de manera gratuita a personas de escasos recursos.
"En cinco meses han sido intervenidos quirúrgicamente unos dos mil pacientes y examinados otro número similar", dijo al diario Prensa Libre el coordinador del proyecto en ese departamento, Oscar Madrigal.
Los enfermos son atendidos en la clínica municipal de Puerto Barrios, la capital de Izabal, y quienes necesitan ser operados son trasladados a los centros oftalmológicos de Alta Verapaz o Jalapa, ambos equipados por Cuba y con médicos de la isla caribeña.
"Yo había perdido la esperanza de volver a ver, pero gracias a los cubanos recuperé la visión", declaró a la prensa Rubén Gómez, uno de los beneficiados.
Gómez tenía una catarata pero no se había podido operar porque en una clínica local le cobraban más de cinco mil quetzales (casi 700 dólares).
Como parte del incremento de la cooperación bilateral se prevé también instalar un tercer hospital oftalmológico en el occidental departamento de San Marcos.