jueves, 24 de mayo de 2007

Fidel Castro demanda cordura a naciones industrializadas.

Reflexiones del Comandante en Jefe
Para los sordos que no quieren oír.
El presidente Fidel Castro llamó a las naciones industrializadas a reducir el impacto de los peligros que hoy acechan a la humanidad, como el cambio climático, el agotamiento de combustibles fósiles y la carrera armamentista. En sus reflexiones publicadas este miércoles, el estadista instó a los países desarrollados a impulsar una "revolución energética" ante la celeridad de los riesgos que se avecinan y sus consecuencias inmediatas.
Al respecto, señaló en su artículo que "nadie quiere agarrar el toro por los cuernos" y se cuestionó la posición reacia de muchos paíseser su parte ante esta disyuntiva que enfrenta el mundo, en especial Estados Unidos.
El estadista criticó la decisión del presidente estadounidense, George W. Bush, de pretender resolver el déficit de petróleo y gas de su país con los alimentos de millones de pobres, llevándolos a la muerte prematura.
Indicó que si se fuera a buscar un respiro para la humanidad y darles la oportunidad a la ciencia y a la dudosa cordura de quienes adoptan decisiones, no es necesario privar de alimentos a las dos terceras partes del planeta.
Recordó su discurso el 1 de mayo de 2006, donde expuso los resultados que se obtendrían en el mundo si se adoptaran los esfuerzos de su nación en esta esfera.
Fidel Castro señaló que los pasos dados en la ila permitirán que duren el doble las reservas probadas y probables de hidrocarburos, al tiempo que los contaminantes lanzados a la atmósfera se reducirían a la mitad.
Esto posibilitaría proclamar una moratoria de 15 años sin construir nuevas plantas electronucleares con fines de generar energía, afirmó.