martes, 26 de junio de 2007

Etanol: ¿solución o problema?.

Expertos llaman la atención sobre el impacto negativo de los biocombustibles en la calidad de las reservas de agua y en la salud.
Uno de los debates de hoy es el etanol como alternativa energética a los combustibles fósiles, debate que surge tras el acuerdo del presidente brasileño Lula y el norteamericano Bush, para potenciarlo.
Por otro lado, llamó muchísimo la atención un artículo de Fidel Castro oponiéndose a la alternativa del etanol en dos aspectos fundamentales. En primer lugar, como alternativa energética, y en segundo como un problema alimentario, que provocará un desastre ecológico.
En este debate ha intervenido la ONU, organismo nada sospechoso, con un informe demoledor contra el etanol. Veamos algunos apartados de dicho informe:
«Las prisas por producir ingentes cantidades de energía a partir del maíz, la caña de azúcar, la soja o la palma acelerarán la deforestación mundial, provocarán hambrunas, expulsarán a los pequeños agricultores de sus tierras y harán más pobres las regiones del planeta que ya lo son».