lunes, 30 de julio de 2007

Frank País.

Sorprendido por los esbirros de la tiranía cuando trataba de eludir audazmente su cerco de muerte, cayó asesinado en las calles de Santiago de Cuba, hace 50 años, el inolvidable Frank País, junto a Raúl Pujol.
Joven, con solo 22 años de edad (nació el 7 de diciembre de 1934), Frank se había convertido en un dirigente revolucionario extraordinariamente eficaz, de elevada capacidad organizativa, valor a toda prueba y excepcionales condiciones de mando.
Bajo su jefatura se llevó a cabo el heroico alzamiento de Santiago, el 30 de noviembre de 1956. Su esfuerzo en la clandestinidad constituyó, más tarde, un factor de decisiva importancia para el apoyo y la consolidación del frente guerrillero en la Sierra Maestra.
En él tuvo Fidel a un compañero extraordinario en las horas más difíciles de la guerra. En Frank País se conjugaron de modo singular la entereza, la inteligencia, el coraje, la entrega total a la causa y la más profunda sensibilidad humana. Como homenaje a tan relevantes méritos ante la Patria, la fecha de su caída ha sido consagrada como el Día de los Mártires de la Revolución.