martes, 22 de mayo de 2007

Más voces contra la liberación de Posada Carriles.

La irresponsable excarcelación del asesino confeso Luis Posada Carriles, genera un peligro real, declaró este lunes el periodista chileno Pedro Marillán Sánchez, quien se encuentra en Venezuela luego de un exilio forzoso durante la dictadura de Augusto Pinochet.
Marillán, ex redactor del diario El Clarín, se ha sumado así al sentimiento generalizado de que la justicia norteamericana ha visto desequilibrada su balanza a favor del terrorismo.
El intelectual chileno acotó que la sangrienta tiranía que ejerció Pinochet en Chile fue apoyada por Posada Carriles, y que de reanudar su profesión en aquellos días, su vida hubiera peligrado.Algunos sobrevivientes del hecho, recordó Marillán, temen todavía recordando al criminal, quien es miembro de la Agencia Central de Inteligencia de los Estados Unidos; y subrayó que quienes hablan ahora son los torturados y desparecidos.