lunes, 23 de abril de 2007

Libertad de terrorista demuestra complicidad EE.UU., denuncia abogado

La hoja criminal de Luis Posada Carriles es tan vergonzosa que su grosera liberación demuestra el comprometimiento del Gobierno de Estados Unidos con ese terrorista internacional, aseveró en esta capital el abogado Rodolfo Dávalos.
Dávalos, quien es profesor de Derecho de la Universidad de La Habana, denunció en entrevista con el semanario Trabajadores que Washington no va a juzgar al autor intelectual del atentado a un avión civil cubano con 73 personas a bordo en 1976.
Posada Carriles es un ex agente de la CIA, criminal a sueldo e instrumento de la Casa Blanca contra los movimientos de liberación en América y para derrocar la Revolución cubana, y uno de los ejecutores del terrorismo de Estado que practica Estados Unidos, alegó.
Las autoridades norteamericanas no van a permitir que cuente lo que sabe, acotó.
Tienen a un delincuente internacional en sus manos y no lo juzgan por terrorista sino por mentiroso, señaló el profesor universitario.
Se está demostrando fehacientemente la existencia de un consorcio para la protección del terrorista, y ése es el mayor delito de la administración de George W. Bush, reiteró.
El caso de Posada Carriles tiene una cola que termina en la Casa Blanca, pues el padre de George W. Bush, el ex presidente George H. Bush (1989-1993), fue jefe de Posada Carriles cuando dirigió la CIA (1976-1977), apuntó Dávalos.