viernes, 20 de abril de 2007

Declaración del Comité de familiares de las victimas de la voladura del avion de Cubana en Barbados

Ante la horrenda decisión del gobierno de los EE.UU. de darle la libertad bajo fianza al terrorista Posada Carriles los afectados por sus crímenes comenzaron una vigilia para exigir que el verdugo regrese a prisión y sea juzgado como lo que es: un asesino.
Al comenzar hoy al filo de las ocho de la mañana, en el Monte de las Banderas de la Tribuna Antiimperialista José Martì se personaron familiares de víctimas del terrorismo anticubano, como Giustino Di Celmo, padre del joven italiano Fabio Di Celmo.
La vigilia es un alerta a la opinión pública mundial por la irresponsable actitud del gobierno de George W. Bush al liberar bajo fianza a un asesino capaz de las más viles atrocidades en cualquier parte del planeta.
También participaron quienes perdieron familiares cercanos en atentados como la voladura de un avión de Cubana de Aviación en Barbados, en 1976, o del barco La Coubre, en el puerto de La Habana.
Declaración: Jeventud Rebelde