jueves, 12 de abril de 2007

Cuba hará temblar la injusticia en caso Posada Carriles

La Habana, 12 abril
Los cubanos se preparan hoy para hacer temblar la injusticia en el caso de Luis Posada Carriles, a quien una jueza concedió libertad bajo fianza y desestimó la solicitud de extradición a Venezuela por terrorismo.
La medida causó indignación en la Isla, donde viven decenas de familiares de víctimas del connotado terrorista de origen cubano, quien confesó ser el autor intelectual del atentado a una nave aérea con 73 personas a bordo en 1976.
También se le atribuye una cadena de atentados con bomba en hoteles habaneros, en 1997, con saldo de un turista italiano muerto, entre otros crímenes organizados desde La Florida y que dejaron sin vida a más de tres mil cubanos y mutilados a otros dos mil.
Trabajadores, estudiantes y vecindarios levantan sus voces en mítines donde se recuerdan palabras de Fidel Castro en el entierro a los cuerpos rescatados en el mar de Barbados, relativas a que "cuando un pueblo enérgico y viril llora, la injusticia tiembla".
El Comité cubano de familiares de las víctimas de la voladura del avión en Barbados exigió al gobierno de Estados Unidos que cese de proteger al terrorista y que honre los convenios internacionales de los cuales es signatario.
En un comunicado, advirtió a Washington que si no quiere juzgarlo, en su lugar proceda a cumplir con la solicitud de extradición que le formuló Venezuela en 2005, en virtud del tratado bilateral vigente.
Los signatarios señalaron que no es ético acusar a Posada Carriles por mentiroso y engañar al mundo sobre su condición de terrorista, ni tampoco desencadenar guerras contra el terrorismo, provocar la muerte de miles de ciudadanos en el mundo y albergar a terroristas confesos.
Personalidades del mundo también se han sumado al reclamo de los cubanos ante la inminente liberación bajo fianza del criminal, como lo hizo Howard Zinn, profesor emérito de la Universidad norteamericana de Boston.
Zinn declaró a la televisión cubana que es curioso que el gobierno de Washington esté dispuesto a acoger a terroristas en medio de una cruzada mundial contra ese flagelo, mientras mantiene presos a cinco pacifistas cubanos hace más de ocho años.
"Este es un ejemplo típico de cómo funciona la justicia en este país", aseveró Zinn, quien recordó las penas extremas contra Gerardo Hernández, Ramón Labañino, Antonio Guerrero, René González y Fernando González, por abortar actos terroristas contra su país.
Hebe de Bonafini, de las Madres de la Plaza de Mayo, afirmó que se precisa que el mundo se levante contra la liberación de Posada Carriles.
El abogado José Pertierra, quien representa en Estados Unidos la solicitud de extradición de Venezuela contra éste criminal, aseveró que si la reacción del mundo sigue siendo enérgica, van a dar marcha atrás.
"No les conviene a Estados Unidos un escándalo similar en plena guerra contra el terrorismo, sentenció.
Ante la convocatoria del presidente Fidel Castro, hecha pública la víspera, los cubanos se pronunciaron por dar una muestra de su indignación ante la inminente absolución de Posada Carriles, la cual ratificarán el 1 de mayo.