domingo, 2 de marzo de 2008

Mensaje a Fidel.

Querido Comandante:
Le confiamos que su mensaje nos conmovió en lo más profundo de nuestras fibras revolucionarias.
En fugaz recuento pasaron por nuestra memoria, los días gloriosos del Moncada, el Granma, la Sierra y el llano. La lucha contra bandidos, Girón, los días luminosos y tristes de la crisis de octubre y las victoriosas misiones internacionalistas, los momentos supremos en la creación y consolidación del Primer Estado Socialista del hemisferio occidental, en todo lo que usted ha brillado por sus cualidades de conductor.
Su decisión por trascendente y legítima, lo enaltece. Le expresamos nuestro apoyo y le reafirmamos que continuaremos luchando junto al pueblo y a Raúl, electo por voluntad soberana Presidente de los Consejos de Estado y Ministros, fortaleciendo la unidad en la que usted nos formó y ha conducido al triunfo, respaldando las acciones de solidaridad por la libertad de los cinco héroes prisioneros del imperio.
Esperamos continúe combatiendo en el terreno escogido por usted, como el más brillante soldado de la Patria, donde puede seguir contando con su destacamento de primera línea, como nos identificó en su carta cuando nació nuestra Asociación.
¡Hasta la victoria siempre, soldado de la Patria!
Dirección Nacional
Asociación de Combatientes
de la Revolución Cubana
Ciudad de La Habana, 28 de febrero de 2008, Año 50 de la Revolución