viernes, 16 de noviembre de 2007

Latinoamérica defiende sus derechos.

El texto de la campaña América Latina NO se calla iniciada en España refiere que las verdades, dichas por los líderes emergidos en procesos de refundación nacional, hizo perder el control a los representantes de una mentalidad colonial.
Agrega que son los intereses mezquinos de los banqueros y accionistas que representan y NO el honor de los españoles, los que conducen al líder de un partido "socialista y obrero" y a un monarca NO electo a compartir la defensa del criminal de guerra José María Aznar.
En la Cumbre de Chile, el rey Juan Carlos mandó a callar al presidente venezolano cuando éste calificó de fascista a Aznar, defendido también por José Luis Rodríguez Zapatero, actual presidente español.
Los propulsores de la campaña América Latina NO se calla denuncian a quienes pretenden frenar los cambios en Latinoamérica y proclaman su solidaridad con quienes los impulsan y defienden.